AITEX incorpora nuevas acreditaciones del reciclado textil: GRS y RSC

by Beatriz Domenech
AITEX incorpora nuevas acreditaciones del reciclado textil: GRS y RSC

INNOVACIÓN

21 de febrero de 2020

Captura

AITEX  es  organismo  reconocido  para  emitir  estas acreditaciones.

El reciclaje textil es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos  en  nuevos  productos  o  en  materia  para  su  posterior utilización. Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales  potencialmente  útiles,  se  reduce  el  consumo  de nueva materia  prima,  además  de  reducir  el  uso  de  energía,  la  contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos).

El  Recycled  Claim  Standard  (RCS),  desarrollado  por  Textile  Exchange,  es  un  estándar  de  la  cadena  de  custodia  que mantiene  la  identidad  de  una  materia  prima  reciclada  y  rastrea  esa  materia  prima  desde  la  entrada  al  producto  final.  El  RCS acredita la presencia y cantidad de material reciclado en un  producto  final  mediante  la  verificación  por  un  tercero  de  la  entrada  y  de  su  cadena  de  valor.  El  RCS  no  aborda  otros  aspectos ambientales del proceso de producción (tales como energía,  agua  o  uso  de  productos  químicos),  temas  de  calidad, responsabilidad social o requisitos legales. Los usuarios del  RCS  son  recicladores,  fabricantes,  marcas  y  minoristas,  organismos de certificación y organizaciones que apoyan iniciativas de materiales reciclados.

El  Global  Recycle  Standard  (GRS)  fue  desarrollado  originalmente por Control Union Certifications en 2008, y la propiedad fue pasada a Textile Exchange (TE) el 1 de enero de 2011. TE inició una revisión de la norma a principios de 2012 con el objetivo de hacer el estándar más robusto y para incluir  nuevos  requerimientos.  El  GRS  pretende  satisfacer  las necesidades  de  las  empresas  que  buscan  verificar  por  un tercero  el  contenido  reciclado  de  sus  productos  (tanto  terminados  como  intermedios)  y  verificar  prácticas  sociales, ambientales  y  químicas  responsables  en  la  producción  de estos  productos.  La  norma  abarca  el  procesamiento,  la  fabricación, el envasado, el etiquetado, el comercio y la distribución de todos los productos elaborados con un mínimo de 20%  de  material  reciclado.  Aunque  fue  desarrollado para  la  industria textil, GRS también puede ser aplicado a productos de cualquier sector.

Artículo publicado en AITEX review nº63: seguir leyendo

Te puede interesar