Home CERTIFICADO WORLD RUGBY
by German Torregrosa

CERTIFICADO
WORLD RUGBY
CÉSPED ARTIFICIAL

CERTIFICADO WORLD RUGBY DE CÉSPED ARTIFICIAL

¿QUÉ ES EL CERTIFICADO WORLD RUGBY?

World Rugby es una federación internacional de rugby compuesta de más de 120 federaciones nacionales aliadas y con más de 10 millones de jugadores en todo el mundo.

La federación garantiza que las superficies de césped artificial destinadas disputar competiciones de rugby cumplan con los parámetros standard de calidad y proporcionen un buen entorno de juego. World Rugby cuenta con un programa de pruebas con el que evalúa la interacción de la superficie con la pelota, la interacción de la superficie con el jugador, la durabilidad y la resistencia ambiental de los productos.

El certificado World Rugby garantiza que un césped artificial es apto para la práctica deportiva del rugby independientemente de cualquier factor climático, manteniendo una calidad y durabilidad óptimas y asegurando una correcta interacción entre campo, pelota y jugadores.

De acuerdo con la Regulación de la federación World Rugby, cualquier césped artificial utilizado para la práctica de Rugby competitivo, en todos los niveles del juego, debe cumplir con la propia Regulación y estar acreditados por un centro homologado por World Rugby.

AITEX LABORATORIO ACREDITADO POR WORLD RUGBY

AITEX es uno de los laboratorios acreditados en todo el mundo por la Federación Internacional World Rugby para la homologación de campos de rugby de césped artificial. Audita la calidad de los campos destinados a rugby acorde a la normativa vigente de la federación.

Los centros que están acreditados por World Rugby para realizar ensayos en campos artifi-ciales de rugby tienen el objetivo de mantener la calidad y la durabilidad del campo, así como asegurar la buena práctica deportiva.

SOLICITE INFORMACIÓN
Contacte con AITEX para ampliar información

¿CÓMO ES EL PROCESO DE CERTIFICACIÓN DE WORLD RUGBY PARA CÉSPED ARTIFICIAL?

El proceso de homologación de una superficie deportiva de rugby está compuesto por dos fases: en primer lugar, una fase de pruebas del producto en laboratorio y, en segundo lugar, una evaluación del producto in situ para realizar las pruebas sobre campo.

Si los resultados del análisis se ajustan a todos los requisitos, se garantiza que el césped artificial cumple con las exigencias de durabilidad y calidad requeridos por World Rugby.

ENSAYOS EN CAMPOS DE RUGBY

ENSAYOS DE REACCIÓN DEL BALÓN CON LA SUPERFICIE

>        Rebote vertical del balón
>       
Planicidad

ENSAYOS DE REACCIÓN DEL JUGADOR EN LA SUPERFICIE

Estos ensayos son de especial relevancia, dado que se simula la interacción que sufre el usuario de la superficie deportiva sobre ésta, determinándose si el campo es adecuado y seguro para la integridad física del jugador.

>        Absorción de choque
>       
Deformación
>       
Resistencia rotacional
>       
Energía de restitución
>        HIC (Altura caída crítica)

IDENTIFICACIÓN DE PRODUCTO SOBRE MATERIAS PRIMAS

>        Arranque de penacho
>        Altura de penacho
>       
Puntadas
>       
Título (Dtex)
>       
Masa laminar
>       
Espesor del pelo
>        Caracterización del relleno (Tamaño, densidad aparente y forma de la partícula)
>       
Permeabilidad al agua
>       
Determinación del comportamiento térmico TGA (Caucho…)
>       
Identificación de polímeros por DSC

AITEX ES CENTRO
ACREDITADO
POR WORLD RUBGY

¿POR QUÉ INCLUIR EL CERTIFICADO DE WORLD RUGBY EN CAMPOS DE RUGBY?

Obtener la certificación World Rugby garantiza la calidad y el rendimiento de la superficie deportiva, como en este caso del césped artificial para jugar a rugby.

El deporte del rugby supone un gran esfuerzo físico, por lo que, a la larga, el césped artificial mejora el ambiente y la experiencia de los jugadores de rugby.

Las superficies que incluyen el certificado World Rugby cuentan con la garantía de que el césped artificial es apto para la práctica deportiva del rugby independientemente de cualquier factor climático, manteniendo una calidad y durabilidad óptimas y asegurando una correcta interacción entre campo, pelota y jugadores.