Los textiles etiquetados con UV STANDARD 801 aseguran la capacidad protectora del producto

Los textiles etiquetados con UV STANDARD 801 aseguran la capacidad protectora del producto

LABORATORIOS & INNOVACIÓN

28 mayo

Durante el 2018 la certificación UV STANDARD 801 celebra su 20º aniversario. Este proceso de certificación mide el UPF (Factor de Protección Ultravioleta), que se utiliza para especificar el factor de protección solar de los materiales textiles.

A diferencia de otros estándares y métodos, la certificación UV STANDARD 801 mide el UPF de un textil teniendo en cuenta los requisitos particulares a los que se somete durante su uso.

El sol es sinónimo de vida. Pero demasiado sol puede hacerte daño. Los rayos ultravioleta (rayos UV) pueden causar daños duraderos a los ojos y la piel. Por otro lado, necesitamos la exposición al sol para producir vitamina D, que es importante para el desarrollo óseo. Sin embargo, los bebés y niños tienen poca o ninguna protección y, por lo tanto, solo deben disfrutar de una exposición limitada a la luz solar directa. Se necesitan hasta aproximadamente los 15 años para que el cuerpo humano desarrolle una protección completa contra los dañinos rayos UV. Pero incluso entonces, esta protección UV solo es efectiva por un período de tiempo limitado, dependiendo del tipo de piel, esto podría ser solo unos minutos, cuando se expone a la luz solar directa al aire libre.

¿Qué protege de la sobreexposición a los rayos UV?
Al tomar el sol, normalmente usamos protector solar con protección UV. Pero incluso el más poderoso de estos, conocido como bloqueador solar, solo proporciona un factor de protección solar (FPS) de 50. Cuando estás en el agua o te secas con una toalla pierde efectividad y debes volver a aplicarlo para garantizar la protección a largo plazo.

Los textiles nos proporcionan protección frente los rayos solares. El color y el diseño de la ropa son importantes. Los colores oscuros proporcionan un mayor nivel de protección que los colores claros. En general, el material más denso proporciona una mejor protección contra los rayos UV. Además, las fibras sintéticas tienen un factor de protección UV más alto que los productos hechos de fibras naturales.

¿Cómo se puede reconocer los textiles con protección UV?
La mejor manera es elegir textiles que garanticen un alto nivel de protección UV. Los textiles con protección UV proporcionan una protección extremadamente efectiva contra los rayos UV. Dependiendo de la base, pueden proporcionar un factor de protección (UPF) de hasta 80.

A diferencia de otros estándares y métodos, la certificación UV STANDARD 801 mide el UPF de un textil teniendo en cuenta los requisitos particulares a los que se somete durante su uso. Para bañadores y ropa deportiva, esto podría ser, por ejemplo, aspectos como el estiramiento y desgaste durante su uso. Además, el factor de protección solar también se ve afectado durante y después del cuidado del textil. En el caso de textiles específicos de protección solar como sombrillas y toldos se deben considerar diversas condiciones climáticas (sol y lluvia) y humedad. Como resultado de estas condiciones, el tiempo de protección se reduce drásticamente (o en el peor de los casos se pierde casi por completo), y esto también debe reflejarse en la calificación UPF indicada para evitar poner en riesgo al usuario. En consecuencia, los miembros de la Asociación Internacional de Pruebas para la Protección UV Aplicada recomiendan medir el factor de protección UV de acuerdo con la UV STANDARD 801.

Te puede interesar